Terapias con senolíticos para una longevidad saludable

Biologia-Bioquímica

Terapias con senolíticos para una longevidad saludable

A la selección natural no le importa demasiado el envejecimiento saludable. No le importa ni siquiera el envejecimiento. La selección natural favorece una juventud sana con fines reproductivos. Para ello existen ciertos programas biológicos que potencian el éxito en la reproducción. Curiosamente, uno de ellos es la senescencia celular. Mediante ella, las células que envejecen dejan de reproducirse y, de este modo, impiden que se vuelvan cancerosas. Y evitando cánceres se potencia el éxito reproductor. Pero al mismo tiempo, la acumulación de células senescentes empeora la salud general de las personas de edad. Por eso digo que la selección natural no se preocupa demasiado por los ancianos. Pero, en general, a muchos de nosotros sí nos preocupa su salud. Y nos esforzamos en averiguar cómo mejorarla.

Células senescentes y senolíticos

Numerosas investigaciones llevadas a cabo en ratones muestran que eliminado células senescentes evitamos o, por lo menos, atenuamos diversas enfermedades relacionadas con el envejecimiento. Y conseguimos que vivan más años disfrutando de una buena salud. Este hallazgo ha dado lugar al desarrollo de fármacos destinados a eliminar estas células. Son los llamados senolíticos.

Células senescentes

Células normales (arriba) y senescentes (abajo). Las áreas verdes muestran la expresión de los SASP. Autor: Y tambe [CC BY-SA 3.0], via Wikimedia Commons

Las células senescentes producen unas sustancias inflamatoras, conocidas como SASP (Senescent-associated Secretory Phenotype) que, de un modo u otro, alteran la estructura y la función de las células normales vecinas. Es una paradoja que la senescencia celular sea un mecanismo que protege a las células frente al cáncer pero, a su vez, lo favorezca a partir de los efectos del SASP. De hecho, los senolíticos, entre otras acciones, son capaces de reducir la formación de tumores cancerosos en ratones. De modo que también podría pensarse en una utilización de los senolíticos como fármacos para tratar el cáncer.

Pero de momento, hay que aceptar que nuestro conocimiento sobre senescencia celular es limitado. Y debemos preguntarnos qué estrategias seguir para hacer eficaces los fármacos senolíticos. Qué objetivos concretos deberían seguir. Una vía podría ser la de identificar vulnerabilidades compartidas por células cancerosas y células senescentes. Utilizando agentes anticancerosos que atacaran estas vulnerabilidades, tal vez se eliminarían selectivamente las células senescentes. La resistencia a la apoptosis (la muerte celular ordenada), es una característica común a las células cancerosas y a las senescentes. Y, de hecho, se ha comprobado en ratones que el uso de determinados agentes terapéuticos contra el cáncer ha sido capaz de eliminar selectivamente células senescentes.

El futuro inmediato

Aunque podría pensarse que algunos medicamentos de uso oncológico pudieran usarse como senolíticos de primera generación, a la larga sería limitado e impediría un desarrollo más extenso de este tipo de fármacos. En el futuro próximo la investigación deberá centrarse en el desarrollo de medicamentos para tratar enfermedades degenerativas asociadas a la edad, en las que la senescencia celular juega un papel importante.

Para estas enfermedades, como la artritis o la aterosclerosis, los senolíticos podrían ser un buen producto. En realidad, ya esta en marcha el primer ensayo clínico que trata de demostraro la eficacia de un senolítico (cuyo nombre clave es UBX0101) para el tratamiento de la osteoartritis de la rodilla. Si el ensayo tiene éxito, se abrirá el camino al desarrollo de otros tratamientos parecidos que favorecerán una longevidad saludable para toda la población.

Referencia:

Van Deursen J: Senolytic therapies for healthy longevity, Science, Vol. 364, Issue 6441, pp. 636-637, May 2019. doi: 10.1126/science.aaw1299

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar